Designcom58's Weblog

Icono

Textos y documentos relacionados con la evolución de la maestría con el tema de la Iconografía del Chopo.

Aspectos teóricos del diseño.


|Aspectos teóricos

del diseño.

Ya en la solapa de su libro Diseño y Comunicación Social en 1976, Bruno Munari destaca: “Algo está cambiando en los métodos de enseñanza de las escuelas de arte. Nuestra etapa está transformando el tipo de artista subjetivo romántico, en un tipo lógico creativo, que es el diseñador.”1 Más adelante en el prólogo del mismo texto Yves Zimmermann acota: “La brutal cantidad y, sobretodo, las más absoluta anarquía en el conjunto y en la interrelación de los diversos comunicados –especialmente en los de carácter comercial- debe denunciarse como una grave polución, la visual, que afecta tanto al individuo como a su entorno, pero que es probablemente imposible de detener ya que constituye uno de los pilares fundamentales de la sociedad con régimen económico de competencia.”2 Hago estas acotaciones para remarcar dos cuestiones que creo son fundamentales para abordar la cuestión teórica del diseño; por un lado como lo señala Munari, ya desde los años sesenta las escuelas de arte –que eran los recintos donde se preparaba a los diseñadores- encaminaban a los nuevos profesionales por la senda de la lógica y la matemática –la geometría y el cálculo- y lo alejaban de la tradición romántica subjetivista, que empezaba a aparecer anacrónica frente a las nuevas necesidades que había planteado el desarrollo de postguerra, el panorama empezaba a integrarse en lo que ha devenido -como lo señala McLuhan- la aldea global y su máxima…”el medio es el mensaje.”. Por el otro lado como Zimmermann lo señala puntualmente, se habla ya de brutalidad y anarquía; treinta años más tarde nos encontramos ante una encrucijada, que como planteo desde mi protocolo, considero tecnológica y que ha desbordado en demencia galopante. Los nuevos complejos culturales preparan nuevos ejércitos de diseñadores y programadores que reinventan mundos pletóricos de secuencias paranoicas, se habla de drogas de diseño que van acompañadas de mundos diseñados ad-hoc, el panorama después del 11 de septiembre nos catapulta a un nuevo panorama; toda la capacidad creadora ahora está dirigida al perfeccionamiento de las armas en todas sus desinencias. Tal es el espectro que se desdibuja ante un planteamiento teórico del diseño en sí mismo.

En cuanto a los postulados de Munari, la cuestión no ha cambiado en su noción primaria, la enseñanza del diseño desde ese momento había cambiado su eje de concepción -del clásico planteamiento estético-, que veía a la belleza y la fealdad como conceptos preceptivos, hacia el principio de coherencia formal basado en la facilitación que proveía la utilización de las nuevas tecnologías. Poco o mucho la cuestión es básicamente la misma, Munari señala: “Para hacer una comparación con nuestras escuelas, diría que esta comparación se acerca más a las escuelas nocturnas y con las escuelas de artes y oficios, y de las que al menos salen operarios técnicos expertos. Y ello es así porque es precisamente la técnica lo que se puede enseñar, no el arte. El arte, o existe o no existe. Es como intentar explicar el Zen.”3

Aquí se abre una disyuntiva determinante en el planteamiento a dilucidar, ¿es necesario hacer énfasis en la cuestión artística o en la cuestión técnica?, ¿qué tanto esa objetividad de la que habla Munari en su texto, sigue siendo tabla rasa, en la nueva plataforma tecnológica? Aquí hay campo de acción para una prospectiva que se vaya adaptando a las exigencias mismas de esta nueva visón de la Maestría que estamos comenzando, nadie negaría que una mejor comprensión y dominio de las nuevas fases digitales –fotografía, edición no lineal, interfases de audio, plataformas multimedia, bases de datos- acarrean beneficios ilimitados; y que mejor, acompasado, con sí, una imagen objetiva que rebase la sensibilidad subjetiva y nos replantee dialécticamente, heurísticamente, fenomenológicamente; en una palabra metodológicamente nuestra cuestión esencial. En nuestro caso tiene que ver cómo es planteado en ese vademécum, que menciona Munari, con ese banco personal de imágenes, memoria, experiencia; que cada uno como individuo va formando en su existencia. El universo  de imágenes tanto visuales como auditivas y vivenciales –aludo a los nuevos conceptualismos, principalmente- nos rebasa día con día, es básico que el profesional del diseño de nuestros días tenga la voluntad, la preparación y la sapiencia para poder filtrar este cúmulo de información, para no perder la coherencia.

El problema se debe replantear desde la perspectiva de las nuevas plataformas en las que la información se genera y circula, ¿a qué niveles hemos llegado? y ¿hacia donde va el control de la circulación de esta información? La plataforma económico-socio-política ha rebasado el concepto clásico de estado, la ramificación de la corrupción corre en trayectorias exóticas, las nuevas naciones se acostumbran o se tienen que integrar a los deslindes que van marcando los reposicionamientos de líderes, caudillos y corporaciones transnacionales que juegan en tableros, donde se habla de la feudalización del poder, donde la cifra que a gastado y sigue gastando EU en una guerra contra el Islam bastaría para acabar con los problemas básicos de hambre y contaminación a nivel global; todo este maremagnum de información es el nuevo contexto que compete al profesional de hoy. Es en ese contexto que la comunicación visual se mueve, es el nuevo panorama del diseñador los elementos del diseño “van del diseño de fotografía, a la plástica, al cinema; de las formas abstractas a las imágenes complejas; a los problemas de percepción visual, que se refieren al aspecto psicológico del problema, tales como relaciones entre figura y fondo, mimetismo, moiré, ilusiones ópticas, movimiento aparente, imágenes y ambiente, permanencia retínica e imágenes póstumas. Tema que comprende todo el grafismo, todas las expresiones gráficas, desde la forma de un carácter de letra a la compaginación de un periódico, del límite de la legibilidad de una palabra a todos los medios que facilitan la lectura de un texto.”4

Singularmente una de las disciplinas que se ha transformado de raíz a consecuencia de la fase digital de la tecnología ha sido el diseño, el diseño gráfico particularmente en función del campo de acción que se vio infinitamente incrementado por la fotografía, la cinematografía, la multimedia, etcétera; el mundo día a día se ve transformado, hoy prácticamente el campo del diseño no tiene límites.

El deslinde de una reflexión concienzuda de la teoría del diseño, creo empezará al momento de saber de nuestro tutor y la medida de los planteamientos que se generen a raíz de congregarnos en los diferentes grupos y confrontar nuestros temas de tesis y arrancar con los seminarios correspondientes. A manera de conclusión, yo destacaría conceptos como el de identidades culturales que desarrolla Eco, refiriéndose al signo, el signo icónico y el código; sus perspectivas de estudio, que tiene que ver con la semiótica, la semiología y ahora con la teoría de la información. Con esto quiero remarcar una tendencia propia del investigador y su metodología, en el sentido de las inquietudes que se están tratando de despertar en los aspirantes a esta maestría. La cadena de que nos habla el ensayo introductor de Elizabeth Orna y Graham Stevens (2001) “Información y conocimiento”, conocimiento-información-conocimiento, acentúa esta actitud que diferencia, al estudiante que tiene un compromiso por licenciarse y la nueva plataforma que está planteando la reformulación de raíz de la Maestría en Artes Visuales y de la cual estamos siendo protagonistas. A mi entender es medular revisar concienzudamente a Eco y su Semiótica y Filosofía del lenguaje, así como a Joan Costa y toda su labor en la escuela de diseño de Barcelona, como hacer hincapié en no menos de una docena de textos de la colección de la editorial Gustavo Gili, entre otras muchas labores de campo que se han propuesto en este curso propedéutico.

Notas:

1 B. Munari. Diseño y comunicación visual. Colección Comunicación Social. Ed. GG.

Solapa.

2 B. Munari. Diseño y comunicación visual. Colección Comunicación Social. Ed. GG.

p.7.

3 B. Munari. Diseño y comunicación visual. Colección Comunicación Social. Ed. GG.

p.16.

4 B. Munari. Diseño y comunicación visual. Colección Comunicación Social. Ed. GG.

p.19.

Bibliografía propuesta:

1. B. Munari. Diseño y comunicación visual. Colección Comunicación Social. Ed. GG.

2. Humberto Eco. Semiótica y filosofía del lenguaje.

3. Humberto Eco. La estructura ausente.

4. Jean Baudrillard. El sistema de los objetos. Siglo XXI editores.

5. Rafael Bosh. El trabajo material y el arte. Editorial Grijalbo. Colección 70.

6. Juan-Eduardo Cirlot. Diccionario de símbolos. Nueva Colección Labor.

7. José Baltanás. Diseño e historia. Invariantes. Ed. GG.

8. Anna Calvera. ¿Arte o

Diseño?. Ed. GG.

9. André Ricard. Conversando con estudiantes de diseño. Ed. GG.

10. Wicious Wong. Fundamentos del diseño. Ed. GG.

11. Norberto Chaves. El oficio de diseñar. Ed. GG.

12. Donis A. Donis. La sintaxis de la imagen.

Luis Alberto Zamora Cubillos

lazc@cablevision.net.mx

lazc@xipe-totec.org

55 66 60 54

044 55 19 20 68 68

Diseño y Comunicación

Archivado en: Iconografía, Maestría Artes visuales y diseño,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: